AMIA

2022 marca una recuperación exitosa en la industria automotriz mexicana

La industria automotriz mexicana reporta crecimiento tanto en producción y exportación
La industria automotriz mexicana reporta crecimiento tanto en producción y exportación

La industria automotriz mexicana reporta un avance de 9.2% en el número de unidades manufacturadas y de 5.9% en exportación en el periodo enero-diciembre 2022. En otras palabras, se fabricaron 3´308,346 vehículos ligeros, lo que refleja una adición de 279,865 unidades frente a lo producido en 2021. Del total de lo construido 2´865,641 fueron exportados.

Lo anterior, refleja que las plantas instaladas en México muestran una franca recuperación a pesar de las vicisitudes enfrentadas con anterioridad.

De acuerdo con el reporte elaborado por la Asociación Mexicana de la Industria Automotriz Mexicana, AMIA, el promedio de la capacidad de planta utilizada en el año mencionado fue de 79.9%, acercándose cada vez más a los niveles pre-pandemia.

Cabe destacar, que el segmento de SUV´s lideró la fabricación de vehículos ligeros en México durante el año previo. Es decir, se ensamblaron 1’648,188, concentrando el 49.8% del total de la fabricación.

En segundo lugar, se encuentran las Pick-ups con 1´000,441 unidades construidas, lo que se traduce en 30.2% de participación. En tercer término, se ubican los vehículos compactos con 432,205 producidos, lo que representa el 12.8%, seguido de subcompactos con 171,331 lo que es igual al 5.2%. 

Por su parte, las unidades De Lujo aportaron el 1.9%, con 63,465 automotores y finalmente las Minivans con 1,716 unidades, lo que refleja el 0.1% de la manufactura. 

El 86.6% del total de unidades construidas por la industria automotriz mexicana durante el acumulado enero-diciembre fue destinado a mercado externos.

Producción diciembre 2022

Fausto Cuevas Mesa, director general de la AMIA, detalló que, en diciembre del año previo, la actividad fabril de la industria automotriz mexicana de vehículos ligeros mostró un crecimiento de 4.4%. En otras palabras, pasó de 229,337 automotores ensamblados en el último mes de 2021, a 239,536 unidades en el doceavo mes de 2022.

Fausto Cuevas Mesa, director general de la AMIA

Exportación de vehículos en recuperación

 En lo relativo al envío de vehículos ligeros al extranjero, el director general de la asociación explicó que, al igual que en la producción, en la exportación se registró un crecimiento el cual se situó en 5.9% diciembre del año que antecede. 

De enero a diciembre de 2022, la industria automotriz mexicana envió 2´865,641 automotores ligeros a mercado extranjeros. De la cifra antes mencionada, 129,505 pertenecieron al modelo Forte de KIA. Por su parte, la Pick-up Tacoma de Toyota participó con 225,400 unidades. Los modelos mencionados fueron quienes encabezaron las exportaciones en sus respectivos segmentos durante el año que antecede.

 Únicamente en automóviles se enviaron a otros países 469,688 unidades en el acumulado enero-diciembre de 2022. En lo correspondiente a camiones ligeros se exportaron 2´395,953 vehículos de este tipo.

 Es necesario subrayar que el segmento de SUV´s concentra el mayor número de unidades exportadas. Es decir, 1´522,781 unidades.

Equinox de General Motors reportó un crecimiento de 143.2% en las exportaciones en el periodo mencionado, lo que se traduce en 211,323 SUV´s enviadas.

Fausto Cuevas precisó que, en diciembre de 2022, la industria automotriz mexicana exportó 243,344 vehículos ligeros nuevos. En otras palabras, se consiguió un avance de 7.0% frente a los enviados en 2021.

 La región de Norteamérica fue el principal destino de los vehículos producidos en el país, el 85.1% es enviado a Estados Unidos y Canadá. A Europa se envía el 7.9%; a Latinoamérica el 4.4%; Asia participa con el 1.8%; Oceanía 0.4% y África con el 0.1%.

En lo relativo a la participación de los automóviles mexicanos en las ventas de Estados Unidos, el ejecutivo reveló que de enero a diciembre ocuparon el 16.2%.

Industria automotriz mexicana enfrentará diferentes retos en 2023

La asociación comunicó que el desabasto de semiconductores continúa avanzando hacia su recuperación. Sin embargo, la escasez seguirá representando un riesgo importante para la industria automotriz mexicana durante 2023. De igual forma, la situación internacional, así como lo es una posible recesión de la economía y las regulaciones en el entorno financiero. 

Asimismo, se reiteró la necesidad de aplicar incentivos a la fabricación y uso de vehículos electrificados. Es importante fomentar una colaboración estrecha entre el gobierno y la industria para que se desarrollen las políticas públicas necesarias.

@AMIA

Por otro lado, se mantiene la incertidumbre respecto al posible panel en materia energética, que traería consigo un riesgo en caso de emitirse una resolución contraria a la política energética de México. Esto implicará sanciones económicas y represalias arancelarias que interrumpirían la cadena de valor de la industria automotriz en la región.

Finalmente, se señaló que es de gran relevancia que el dictamen sobre el panel de Reglas de origen del Tratado de México, Estados Unidos y Canadá, T-MEC,  sea emitido en un sentido  que favorezca  a la industria automotriz  mexicana. 

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
error: Contenido con protección